El hueso es un tejido dinámico que se remodela constantemente de acuerdo al estrés mecánico y el mecanoacoplamiento biológico resultante. Si bien es bien conocida su estructura histológica y su composición bioquímica, solo hasta ahora comienza a entenderse su proceso de adaptación. Una mejor comprensión de la biología del hueso a lo largo de la vida y en el espectro salud-enfermedad permitirá utilizar terapéuticamente los conceptos básicos de la biología ósea en relación a la nutrición, el ejercicio y demás componentes de estilos de vida saludable. Los procesos de reparación ósea (incluyendo la formación del callo óseo) pueden ser optimizados en la medida en que se comprenda la biomecánica del hueso, la biología del tejido óseo y los principios científicos de las diferentes ayudas terapéuticas (como los campos electromagnéticos pulsados). El médico del deporte debe conocer y aplicar estos principios.

Por | 2014-05-26T21:32:09+00:00 mayo 26th, 2014|Artículos|