La Miositis Osificante es una condición clínica descrita desde el año de 1740 (1). Es considerada una complicación de la contusión muscular en cuya previa presentación hay un hematoma secundario al trauma. (2) Actualmente se han publicado reportes de casos clínicos con técnicas innovadoras buscando estrategias alternas para el tratamiento de esta patología, como en el caso del uso de las ondas de choque extracorpóreas (3), el uso de medicamentos como los Bifosfonatos (4)… entre otros. Sin embargo la evidencia aún no es suficiente para usar estas estrategias como herramientas de tratamiento estándar en esta patología.

Este reporte de caso describe la evolución clínica de un futbolista quien presenta Miositis Osificante post-traumática y quien ha tenido un manejo expectante, no pretende reemplazar los tratamientos convencionales.

Por | 2015-03-06T16:18:49+00:00 marzo 6th, 2015|Artículos|